Slide 1

Indique los datos del especialista:
Buscar Médicos
Buscar
Buscar en:

Publicaciones
Buscar
Consulte su solvencia en la S.V.O:
Solvencia
Consultar

COMUNICADO DE LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE ONCOLOGÍA

                                                                       

La Sociedad Venezolana de Oncología, en el marco de sus estatutos vigentes que describen como objetivo fundamental de la misma las actividades científico- educativas y cuya misión principal es auspiciar y apoyar todo aquello que conduzca al progreso de la oncología, así como también velar por los intereses gremiales de sus miembros,  siempre apegados al respeto y a la ética profesional de acuerdo con los principios establecidos en el Código de Deontología médica, cumple con informar acerca de la situación actual de la oncología en nuestro país y de las limitantes asistenciales que presentan actualmente nuestros agremiados para el adecuado ejercicio profesional.

 

Como Junta Directiva somos portavoces y representantes legales de las dudas e inquietudes de los miembros de esta Sociedad y es nuestro deber manifestarlas así como procurar sus respuestas y/o soluciones, por lo cual desglosaremos como estrategia ordenada y descriptiva las observaciones y referencias sobre los problemas que aquejan las diferentes sub áreas que conforman esta heterogénea especialidad, y que han llenado el requisito de ser objetivas y demostrables:

Medicina Oncológica:

Escasez y/o ausencia de múltiples medicamentos utilizados en inducción, adyuvancia y enfermedad avanzada, en primera, segunda y tercera línea para quimioterapia de los principales tumores que afectan a los venezolanos (mamas, cuello uterino, próstata, vías digestivas, cabeza y cuello y pulmón). Esta abarca desde los citostáticos considerados básicos hasta los de más reciente generación. Asimismo, escasez y/o ausencia casi total de medicamentos biológicos y terapias blancos tipo anticuerpos monoclonales e inhibidores de tirosina kinasa, para sus diferentes aplicaciones tanto en estadios tempranos como enfermedad avanzada, repercutiendo todo esto en forma negativa en los resultados esperados de estos tratamientos en términos de tasa de curación, tasa de recaída, cifras de sobrevida y mortalidad. Adicionalmente, tenemos ausencia de medicamentos de nuevas generaciones y más reciente aprobación, que no han llegado al país y que amplían el arsenal terapéutico con miras a aumentar las tasas de curación, sobrevida y expectativa de vida de nuestros pacientes.

Cirugía Oncológica: escasez  y/o ausencia de medicamentos básicos relacionados con el acto quirúrgico tales como soluciones intra venosas, anestésicos, medicamentos de soporte vital, analgésicos, opioides, broncodilatadores, esteroides, procinéticos, nutrición parenteral y antibióticos específicos para pacientes con cáncer. Igualmente importante escasez y/o ausencia de suministros quirúrgicos como guantes, equipos de laparotomía, drenajes y suturas, amén del deterioro estructural de las áreas de trabajo, hospitalización y unidades especiales de atención como UTI, cuidados posoperatorios y recuperación. Es importante destacar también la ausencia de equipos de apoyo y complemento terapéutico a la cirugía como mamógrafos, tomógrafos, resonadores, coaguladores e instrumentos hemostáticos de reciente generación, los cuales repercuten en la certeza diagnóstica y calidad de los procedimientos, determinando óptimos tiempos operatorios con importantes ahorros económicos y funcionales a corto y mediano plazo. Por último es esta sub área, existe un muy escaso soporte de mantenimiento y reparación de equipos, los cuales ante cualquier condición de falla arriesgan la integridad y la vida de los pacientes y por lo tanto conllevan al diferimiento o cancelación de casos y planes quirúrgicos completos.

Radioterapia Oncológica: Existen un importante número de equipos de radioterapia sub utilizados así como también inoperativos por falta de mantenimiento o falta de repuestos. En un área tan importante para la oncología como los tratamientos radiantes, con equipos de complejidad técnica y funcional tan relevantes, es primordial garantizar un funcionamiento seguro para personal y pacientes e igualmente garantizar las dosis correctas y simulaciones adecuadas con criterios de altísima calidad, meta solo lograble si se ejecuta el oportuno mantenimiento preventivo y correctivo de estos equipos, lo cual se considera una  verdadera prioridad. En Medicina Nuclear se reportan fallas en suministros de radioisótopos para algunos tipos de estudios tipo gammagrafías y PET-CT, pero fundamentalmente para tratamientos específicos. Caso muy particular el relacionado con el tratamiento  del cáncer de tiroides utilizando yodo radioactivo el cual no llega al país desde el año pasado, reportándose muchos pacientes en espera de dicho medicamento para su tratamiento.

 

Queremos enfatizar en que esta situación se repite en mayor o menor grado en todo el país, lo cual genera una condición de sub tratamientos, pérdida y diferimiento de tratamientos o no tratamientos que repercuten en la evolución esperada para condiciones curables o controlables, convirtiéndolas en potencialmente mortales por persistencia, progresión o recaídas de la enfermedad.

Queremos como Sociedad organizada, llamar la atención y exhortar a las autoridades competentes y responsables de las políticas públicas del sector, recordándoles su compromiso constitucional  de promover y velar por la salud de los venezolanos, a tomar las medidas correctivas destinadas a subsanar los conflictos y trámites que influyen en la adecuada dotación y suministro hospitalario, sobre todo en un área tan sensible como la nuestra, donde el tiempo y los adecuados lapsos de espera en la combinación de los tratamientos, es determinante en la curación y supervivencia con expectativas de vida y de calidad de vida en nuestra población.